25 May
25May

La cantidad de opciones con las que cuenta el estudiante egresado del secundario (y, en realidad, la totalidad de los ciudadanos) ha superpoblado las universidades, los institutos, etc. 

Masas de jóvenes y no jóvenes se inscriben y transitan carreras de mayor o menor duración en la modalidad que mejor les sienta: presencial, semipresencial, a distancia, virtual, etc. 

Esta realidad (esta fabulosa realidad) hace que los métodos evaluativos muten a trabajos de mayor especificidad y de acotada extensión. Los profesores, simplemente, no pueden corregir tanto. En este sentido, es fundamental para un desempeño exitoso en una tecnicatura, una diplomatura, un profesorado, una carrera de grado, incluso licenciaturas, dominar la preparación y elaboración de textos más bien breves (300, 400, hasta 800 palabras).


¿Cuáles son las claves para elaborar y presentar este tipo de textos?


El estudiante debe partir siempre de premisas como las que se detallan: 

* tener clara una estructura asociada a una cantidad de palabras: ante la consigna “texto de 400 palabras que…” inmediatamente debe visualizar mentalmente un texto de 4 o 5 párrafos, de alrededor de una carilla, etc.; se debe aprender a calcular, desde un inicio, el nivel de desarrollo o detalle al que se necesita llegar con ese escrito; 

* separación de párrafos racional: una vez que se tiene en claro la extensión general del texto, se debe pensar en la exposición del escrito en párrafos, y estos deben responder a una estructura (un párrafo para abrir, un párrafo con un primer argumento o una primera idea, etc.); el acostumbramiento a separar ideas en párrafos mejorará severamente el acabado de todo tipo de trabajo escrito; 

* conectores y expresiones correctas: luego, en la conformación y escritura de las ideas, debemos utilizar conectores que den claridad al texto y asegurarnos de que no se cuelen expresiones de la oralidad (para mí, bueno, yo creo que, etc.); 

* pulido final: ante el texto ya escrito, se debe poder hacer un pulido (saber hacer un pulido) que incluya revisión de la ortografía, presentación correcta de texto, tipografías adecuadas, signos de puntuación, tamaños, etc. 

La clase que describo aquí tiene esa misión: preparar al estudiante.


Antes de empezar, el buen y el mal ejemplo


En este slide se puede ver de manera evidente un ejemplo de un texto bien presentado y otro digno de reprobar. Aunque parezca exagerado el segundo ejemplo, es normal que el ingresante caiga en estos errores, que se dan por no hacer conscientemente un trabajo, por trabajar con su teléfono en lugar de un dispositivo aceptable, etc.




Es recomendable hacer una breve puesta en común con los elementos que hacen de un ejemplo algo aceptable y del otro no. El profesor complementa con los elementos menos evidentes, por ejemplo: que jamás debe usar por ningún motivo la tipología Comic Sans.



Estructura de 4 párrafos para texto de opinión breves


Hechas las debidas advertencias, se observa ya la estructura específica con la que se va a trabajar. Es la que se ve en este slide:



El texto en cuestión es un texto breve de opinión en favor de tesis simple, en otras palabras, un texto de estoy a favor de, estoy en contra de

Se forma con un párrafo de apertura, en el que se presenta el tema y la postura de quien escribe. Luego dos y hasta tres párrafos con argumentos, las razones por las que se sostiene tal posición. Finalmente, se cierra el tema con una conclusión. 

Con los ejemplos vistos se tiene en claro qué expresiones de la oralidad se deben evitar: en este cuadro hay varios ejemplos de conectores y expresiones adecuadas.


La actividad: formas de recordar el pasado histórico de los pueblos


Una semana para atrás, se comenzaba una serie de clases en las que se trabajaba con un tópico. El inicio fue con un cuento de Ray Bradbury, Un camino a través del aire. En este en enlace se puede ver su desarrollo completo: https://www.elviejodelengua.com/clases-espec%C3%ADficas/lectura-de-un-camino-a-trav%C3%A9s-del-aire-de-ray-bradbury 

A continuación se leyeron dos artículos históricos acerca del sur profundo de los Estados Unidos, los problemas raciales, las luchas, etc. En un conjunto de fotografías se observaban distintos tipos de monumentos, recordatorios y homenajes que tenían un significado por aquello que había sucedido en tal o cual lugar. 

La consigna del escrito a presentar es argumentar a favor de las formas artísticas que mejor atiendan a conmemorar, a tener presente hechos y circunstancias que marcan el devenir de los pueblos. 

En este slide, el trabajo presentado por Eliott, que, además de estar bien escrito y estructurado, plantea profundas ideas:



En este otro slide, marco algunas características positivas en este trabajo: la separación en párrafos, la atención a la ortografía, uso de sinónimos, de buenos adjetivos, y por supuesto, conectores y expresiones adecuadas a un texto escrito.



Otro ejemplo más, en este caso de Sofía. Su texto es más breve pero también correcto: argumenta perfectamente su punto.



Un estudiante que se acostumbra a pensar un texto a elaborar desde su estructura, su presentación, su extensión, disminuye de manera drástica los obstáculos en un hipotético trayecto de cualquier tipo de carrera o curso. Cuando domina el proceso de pienso una idea – la plasmo en un texto, cualquier consigna o trabajo escrito que se le pida ya no es un drama ni mucho menos. 

Colaborar con ello ha sido el objetivo de esta clase.




Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.