13 Nov
13Nov

Pequeña Bandera es un proyecto educativo que se desarrolla en la Escuela Nº3 Manuel Belgrano de San Luis, Argentina, desde 2018, y que continúa. Lo llevamos adelante, junto con otros profesores, maestras, etc. que se suman, la profesora Sonia Bacchetta y quien suscribe este despacho. 

Básicamente, organizamos todos los años algún tipo de concurso literario, y publicamos una revista escolar. Hasta el momento hemos publicado nueve números, y el objeto de este posteo es presentar este último. 

La forma en la que publicamos a nuestros estudiantes puede tener tres variantes: si nos encontramos con artistas que escriben o dibujan por su cuenta, los invitamos; si nos encontramos con trabajos específicos de la clase de lengua (o la clase de educación artística) hechos con mucho entusiasmo, calidad, etc., los invitamos; y si alguno no tiene nada preparado y quiere participar, lo invitamos y le encargamos algún trabajo puntual. 

El número 1, publicado en 2018, fue en formato fanzine; los números 2, 3 y 4, publicados en 2019, también. Los números 5 y 6, publicados en 2020, año covid, fueron virtuales, es decir fueron pdfs que se distribuyeron libremente; el número 7, publicado en el año 2021, fue un formato tradicional de revista, diseñado y editado por Darío Falconi, editor cordobés que dirige El Mensú, Apócrifa Editorial y Mascarón de Proa; el número 8, publicado en este 2022, y siendo una edición especial completa de poesía blackout, fue virtual (se puede encontrar en esta página web en otros posteos y descargar libremente). Este último número, que presentamos aquí, vuelve al formato fanzine. 

La publicación de nuestra revista se adapta a distintos momentos, a distintos formatos, a distintas extensiones y a distintas temáticas. Sin embargo, el formato que más disfrutamos es el fanzine, porque nos brinda mucha flexibilidad y nos da la oportunidad de publicar contenidos de muy diverso tipo. 

En este número 9, el amplio contenido consta de: 

* dos biografías (que trataremos luego en otro posteo de manera especial); 

* entrevistas (que también trataremos en otro posteo específicamente); 

* poesías de diversos estilos; 

* y trabajos de ilustración. 

Hacer una revista escolar es, generalmente, una forma del asombro. No existe expectativa que pueda alcanzar a imaginar la calidad de trabajos con que los profesores nos podemos encontrar. Lo que nos motiva, por supuesto, a seguir adelante.


El editorial de este número: 

En tiempos de vandalización —y banalización— del arte y de la belleza, desde este proyecto elegimos, por novena vez, pintar.

Decimos “pintar” de manera simbólica. Podemos ahondar un poco más el símbolo con el contenido de este número: pinta Sofía, que con su arte nos invita, en la portada, otra vez, a romper rótulos; pinta Keila, usando con desparpajo el absurdo y ensayando la metáfora (“eres como mi crema de Avón, te vas súper rápido”) en su estado más puro; pintan Mía, Sol, Antonella, Camila, Morena, Tobías y Martina, cuando indagan sobre algunas profesiones entrevistando a sus protagonistas (pintan los que trabajan todos los días); pinta Mía, que compone sobre Malvinas, habiendo nacido tantas décadas después; pinta Martina, que en excelsa prosa poética pregunta y duda con asombro y sabiduría: “quién dijo que los hombres somos animales sabios”, será que, acaso, “somos animales que sólo viven en arrepentimientos”; pinta Fátima, con su poesía oscura, gótica, lovecraftiana, y pinta Abril, que, con sorprendente maestría, toma este trabajo y lo enriquece con sus trazos; pinta Bruno, con su poesía de aroma cotidiano y pinta Antonella, que lo retrata; pintan, por último, Zoe y Jazmín, que nos regalan dos historias de vida imperdibles, la de sus madres, que han tenido la osadía de sobreponerse, de vivir, de no quedarse.

En nuestro número 2 invitábamos a la destrucción de los rótulos que nos pone la vida: Griselda y Lidia, las protagonistas de estas biografías que se mencionan, lo han hecho. Sus gestas privadas y fundamentales, narradas por sus hijas, son una inspiración. Motivan, a quien llega a ellas por la lectura, a seguir.

Y es justamente lo que vamos a hacer.


En este video se puede echar un vistazo a este número:

Lo dijimos. Lo repetimos: elegimos siempre pintar. 

Hasta la próxima.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.